Recomponer el corazón

Los adultos que han sufrido experiencias traumáticas durante su infancia que no han sido capaces de gestionar y superar, en ocasiones, repiten los mismos patrones con sus hijos.

Hoy, muchos de los niños y niñas que viven en las calles de Freetown, son hijos de antiguos niños vinculados al conflicto armado, víctimas de abusos, o de madres prostitutas etc.

Apoyamos el trabajo en hogares de acogida de niños y niñas que han vivido experiencias traumáticas y ofrecemos técnicas adecuadas para una sanación emocional y psíquica.

Nuestro objetivo es ofrecer herramientas que les permitan recuperar la confianza, la dignidad y la autoestima rompiendo definitivamente el círculo de violencia intrafamiliar y social.

Para ello, contamos con expertos españoles que nos ayudan con el diseño de estas terapias y así como la formación del personal local.

Beneficiarios

  • Niños y niñas víctimas de explotación sexual, explotación laboral, abandono y/o en la calle, maltrato, abusos sexuales…

Servicios

  • Formación de educadores y trabajadores sociales.
  • Psicomotrocidad
  • Actividades terapéuticas individuales y colectivas

Objetivos

  • Gestión del trauma
  • Recuperación de dignidad, autoestima, confianza…
  • Mejora en las relaciones

Entidades participantes

  • Don Bosco Fambul
  • Psicopraxis, centros de psicomotricidad

Un niño es un sujeto en estructuración, que necesita del cuidado de los otros, de la mirada amorosa de los otros y del respeto de su singularidad para desarrollarse… A la vez, necesita de una mirada esperanzada, de la idea de transformación…Y cuando todo el entorno falla, cuando ni la familia ni la sociedad protege, queda a la deriva, con serias confusiones en relación a sus propios pensamientos, sentimientos y actos.

Beatriz Janin