SALIR DE LA CALLE

La familia es el primer círculo de protección del niño. En Benín, el 33% de los niños de entre 0 y 17 años no viven con ninguno sus padres biológicos (MICS 2014), lo que les hace especialmente vulnerables.

El resultado es la violación sistemática de los derechos del niño en todo el país, justificada dentro y fuera muchas veces, por la situación de pobreza.

El distrito 6º de Cotonou es uno de los más desfavorecidos. La mayor parte de las familias son disfuncionales o poligámicas.

Tener hijos es un mandato social, incluso divino para algunos, “En África sino tienes hijos no eres nadie, ni siquiera mujer”. No responde en general al amor de pareja y el deseo de formar una familia sino a la tradición.

La situación de precariedad en la que viven las familias lleva a los padres a interpretar, como necesidades del niño, únicamente las materiales e intelectuales, es decir, alimentación y formación, sin tener en cuenta otras dimensiones del niño importantes como es la dimensión emocional y afectiva.

Muchos superhéroes son víctimas de castigos físicos y psicológicos muy severos, principales motivos por los que acaban en la calle, pero también por negligencia, esclavitud infantil, trata y abandono.

El mercado de Dantokpa esta en este distrito y  es uno de los mercados más grandes de África Occidental. En él, malviven cientos de superhéroes en situación de calle que vienen del interior del país o de distintos puntos de Cotonou. Realizan pequeños trabajos, principalmente, como porteadores, trabajan en algún taller de aprendices, consiguen comida o/y roban lo que pueden para sobrevivir.

Para ellos hemos iniciado el proyecto «Salir de la Calle» con el Centro Mama Margarita de Cotonou. Un equipo multidisciplinar (psicólogos, trabajadores sociales y educadores) trabajan en el mercado identificando a superhéroes a los que atraen a la barraca que el Centro tiene instalada en el mercado.

Asisten a este espacio durante el día, donde reciben alfabetización, nociones básicas de matemáticas y desarrollo de pensamiento lógico. También tienen actividades recreativas, ven películas y hacen pequeñas artesanías como collares o pulseras mientras se les escucha, se les pregunta por su vida y su historia y que quieren llegar a ser.

Los que tienen voluntad para salir de la calle comienzan a dormir en el Centro Mama Margarita, donde además comienzan un proceso de rehabilitación a través de la psicomotricidad y el arte-terapia.

Mientras, un asistente social busca a las familias para ver si existe la posibilidad de reunificarlos con alguno de sus miembros.  Si es posible se les reunifica en la familia tras hacer un trabajo de mediación, si no, y atendiendo a los deseos del superhéroe, se le orienta y apoya hacia la formación ocupacional o, dependiendo de su edad, a un centro de acogida.

La violencia sexual ejercida contra menores, es otro de los principales problemas del barrio. Todavía es un tema tabú y la policía no actúa, para visibilizar este problema y empezar a conocer la realidad, se ha hecho un acuerdo con Asuntos Sociales, para llevar a cabo sesiones de sensibilización, y acompañamiento de superhéroes y superheroínas (personal y legal) que hayan sufrido estos abusos, además de la creación de un registro de denuncias específico.

Beneficiarios

  • Niños en situación de calle
  • Niños y niñas víctimas de abusos sexuales

Servicios

  • Apoyo psico-social
  • Mediación familiar
  • Rehabilitación
  • Alfabetización y formación humana
  • Sensibilización

Objetivos

  • Sacar a nuestros superhéroes de las calles de Benín

Entidades participantes

  • Centro Mamá Margarita de Cotonou
  • Psicopraxis Centros de Psicomotricidad

El niño que no sea abrazado por su tribu, de adulto quemará la aldea para sentir su calor

Proverbio Africano